Nuestro Lema

Salir a predicar y servir en el barrio, la ciudad, el pais y el mundo, simultaneamente, involucrando a todos los miembros de la Iglesia en el poder del Espíritu Santo.

La Puerta Abierta

Nuestra Propuesta

Una puerta abierta es un símbolo de esperanza... la posibilidad de un camino a transitar.
Nuestra vida está llena de puertas cerradas, horarios vencidos, oportunidades postergadas, ilusiones defraudadas. Y es inútil insistir y confiar en una puerta que siempre está cerrada cuando la necesitamos.

Cada día se nos hace más claro que las propuestas que nos presenta esta sociedad son incompletas y efímeras. Después de haber creído que el tener más, nos acercaba a la felicidad, hoy sabemos que la vida vale realmente la pena, cuando aprendemos a transitar por el camino de la fe y el amor.< br/> Ese único camino tiene una sola puerta, una puerta que se abre ante nosotros, para devolvernos la esperanza y la felicidad.

Jesús dijo: "Yo soy la puerta, el que por mí entrare, será salvo". Juan 10:9

Qué Creemos

La Biblia dice: "Por cuanto todos pecaron estan destituidos de la gloria de Dios" (Romanos 3:23). Ningún hombre y ninguna mujer está en condiciones de presentarse por su propia cuenta delante de un Dios santo, porque todos somos pecadores. Nicodemo era un gran religioso, pero eso no alcanzaba para agradar a Dios, como ser humano era tan pecador como cualquier mortal.

La Biblia dice: "Porque por gracia sois salvos por medio de la fe, y esto no es de vosotros, pues es don de Dios, no por obra para que nadie se gloríe" (Efesios 2:8).

Nicodemo podía hacer muchas buenas obras porque era rico pero nada de eso compraría su entrada al cielo. La vida eterna es una gracia de Dios y esta se mostró en la venida de su Hijo Jesucristo, quien siendo santo ocupó nuestro lugar en la cruz y murió por cada uno de nosotros, eso es gracia. Cuando Jesús resucitó de los muertos certificó que era el Hijo de Dios, "Yo soy el camino, la verdad y la vida, nadie viene al Padre sino por mí" (Juan 14.6).

El evangelista Juan termina el relato del diálogo de Jesús con Nicodemo diciendo que la posibilidad de obtener la vida eterna es una muestra del amor de Dios, al decirnos: "Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna" (Juan 3:16).

Lo que Dios espera es que creamos en su Hijo Jesucristo, que le reconozcamos como el único Salvador, que recibamos esta verdad en nuestro corazón, así obtendremos la vida eterna. Esto es nacer de nuevo. Nicodemo comprendío esta verdad y poco tiempo después se hizo un seguidor de Jesús. Su vida cambió rotundamente, y aunque era un hombre mayor pudo nacer de nuevo. Esta es una obra que realiza el Espíritu Santo de Dios cuando nosotros depositamos nuestra fe en Jesucristo. Quizás te sientas identificado con Nicodemo y tengas un sincero deseo de empezar de nuevo, te animo a que pruebes con Jesucristo, él de verdad puede hacer una gran obra en tu vida.

La Biblia dice: "De modo que si alguno está en Cristo, nueva criatura es, las cosas viejas pasaron, he aquí todas son hechas nuevas" (1 Corintios 5:17).


Problemas y Respuestas

Cómo conocer a Dios

  • El Propósito de Dios: Es que usted tenga paz y vida eterna.
  • "Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en él cree, no se pierda, más tenga vida eterna".
    San Juan 3:16

  • Nuestro Problema: Es el pecado.
  • La Biblia dice: "Por cuanto todos pecaron, y están destituidos de la gloria de Dios".
    Romanos 3:22

  • La Respuesta de Dios: Jesucristo es la única respuesta.
  • El dice: "Yo soy el camino, la verdad, y la vida; nadie llega al Padre, sino por mí".
    San Juan 14:6

  • Nuestra Respuesta: Aceptar a Jesucristo como Salvador personal.
  • "Mas a todos los que le recibieron, a los que creen en su nombre les dió potestad de ser hechos hijos de Dios".
    San Juan 1:12

    ¿Cómo comenzar una nueva Vida?

    1. Admitir su condición de pecador.
    2. arrepentirse de sus pecados.
    3. Pedir Perdón a Dios.
    4. Creer firmemente que Jesucristo murió en su lugar y al tercer día resucitó.
    5. Invitarlo a entrar en su vida, como Salvador personal, para que tome control de su vida y todo su ser.

    "¿O no sabéis que todos los que hemos sido bautizados en Cristo Jesús, hemos sido bautizados en su muerte?
    Porque somos sepultados juntamente con él para muerte por el bautismo, a fin de que como Cristo resucitó de los muertos por la gloria del Padre, así también nosotros andemos en vida nueva". Romanos 6:3 y 4

    "Y Jesús se acercó y les habló diciendo: Toda potestad me es dada en el cielo y en la tierra. Por tanto, id y haced discípulos a todas las naciones, bautizándolos en el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo". Mateo 28:18-19

    Seguinos

    La Puerta Abierta en las Redes Sociales.