Almorzando con Dios

Un niño pequeño quería conocer a Dios. Sabía que era un largo viaje hasta donde Dios vive, así que empacó su maleta con pastelillos y un paquete de refresco Fanta, y empezó su jornada.

Cuando había caminado como tres cuadras, se encontró con una mujer anciana. Ella estaba sentada en el parque, solamente ahí parada contemplando algunas palomas. El niño se sentó junto a ella y abrió su maleta. Estaba a punto de beber de su Fanta, cuando notó que la anciana parecía hambrienta, así que le ofreció un pastelillo. Ella agradecida aceptó el pastelillo y sonrió al niño.

Leer Más

Imprimir

Cómo vencer el miedo

"Te veo preocupado. ¿Tienes algún problema?", pregunté a un compañero de trabajo hace varios años.

La respuesta que me dio fue tan sorprendente como interesante.
"Es cierto", me contestó. "Hay algo que me está mortificando. Resulta que ayer me gradué de abogado..."

-"Hombre, te felicito", le dije. "Lo que no comprendo es como eso te tiene apesadumbrado".

-"Mira", me respondió a modo de explicación. "Si alguien me preguntaba ayer algo en materia de Derecho, yo podía contestarle 'déjame consultar eso con un profesor mío'. En cambio hoy ya soy un profesional, no un estudiante.

Leer Más

Imprimir

Como embellecer tu alma

El limpiador de tu alma es el perdón:

Deberás usarlo todo el tiempo; apenas veas una impureza, aplícalo. No te acuestes nunca sin haber pedido perdón y sin haber perdonado. El resultado será que en paz te acostarás y asimismo dormirás, y tu sueño sustentara.

La hidratante de tu alma es la oración: Si no hidratas la piel de tu rostro, se marchita. Así si no oras, tu alma se reseca. Pero a medida que confías en Dios el afán y la ansiedad desaparecen, y aprendes a reposar y esperar en el Señor.

Leer Más

Imprimir

Vida sencilla

He aquí un hombre que nació en una aldea insignificante. Creció en una villa oscura. Trabajó hasta los 30 años en una carpintería. Durante tres años fue predicador ambulante. Nunca escribió un libro. Nunca tuvo un puesto de importancia. No formó una familia. No fue a la universidad. Nunca puso sus pies en lo que consideramos una gran ciudad. Nunca viajó a más de 300 kilómetros de su ciudad natal. No hizo ninguna de las cosas que generalmente acompañan a los "grandes". No tuvo más credenciales que su propia persona.

Leer Más

Imprimir

El Águila

Nació para volar en las alturas. Ser única. Para ver más allá del valle y afrontar con decisión y agresividad las adversidades de la vida. Nació para ser libre, tiene la facultad de dirigir y controlar su destino.

La acción es su medio de expresión. Busca siempre la luz, volando en dirección al sol.

Su naturaleza y circunstancias la enfrentan a un reto permanente.

"Llegar a la cima de la montaña".

Leer Más

Imprimir

Seguinos

La Puerta Abierta en las Redes Sociales.