Vida sencilla

He aquí un hombre que nació en una aldea insignificante. Creció en una villa oscura. Trabajó hasta los 30 años en una carpintería. Durante tres años fue predicador ambulante. Nunca escribió un libro. Nunca tuvo un puesto de importancia. No formó una familia. No fue a la universidad. Nunca puso sus pies en lo que consideramos una gran ciudad. Nunca viajó a más de 300 kilómetros de su ciudad natal. No hizo ninguna de las cosas que generalmente acompañan a los "grandes". No tuvo más credenciales que su propia persona.

Leer Más

Imprimir

Como embellecer tu alma

El limpiador de tu alma es el perdón:

Deberás usarlo todo el tiempo; apenas veas una impureza, aplícalo. No te acuestes nunca sin haber pedido perdón y sin haber perdonado. El resultado será que en paz te acostarás y asimismo dormirás, y tu sueño sustentara.

La hidratante de tu alma es la oración: Si no hidratas la piel de tu rostro, se marchita. Así si no oras, tu alma se reseca. Pero a medida que confías en Dios el afán y la ansiedad desaparecen, y aprendes a reposar y esperar en el Señor.

Leer Más

Imprimir

El que no ama, no conoce a Dios

Ya conocemos por la elocuente descripción de San Pablo, en 1Cor. 13, acerca del amor, que podemos ser capaces de realizar grandes cosas sin amor, pero que de nada nos sirve, y eso es algo que debe llevarnos a analizar nuestras vidas con detenimiento. Cuando leemos la parábola del hijo pródigo, nos parece que el hijo que permaneció al lado de su padre, era el hijo perfecto -moral, trabajador, cumplidor y respetuoso- sin embargo, cuando regresó el hermano que estaba perdido, mientras el padre y los siervos de la casa se regocijaban porque el que estaba perdido había sido hallado, "el hijo perfecto" se llenó de ira, de envidia y orgullo, éstos parecen frutos de un alma vacía de amor.

Leer Más

Imprimir

El Águila

Nació para volar en las alturas. Ser única. Para ver más allá del valle y afrontar con decisión y agresividad las adversidades de la vida. Nació para ser libre, tiene la facultad de dirigir y controlar su destino.

La acción es su medio de expresión. Busca siempre la luz, volando en dirección al sol.

Su naturaleza y circunstancias la enfrentan a un reto permanente.

"Llegar a la cima de la montaña".

Leer Más

Imprimir

Buscando lo de arriba

Si, pues, habéis resucitado con Cristo, buscad las cosas de arriba, donde está Cristo sentado a la diestra de Dios. Poned la mira en las cosas de arriba, no en las de la tierra.
Porque habéis muerto, y vuestra vida está escondida con Cristo en Dios.
Colosenses 3:1-3

¿Sentiste alguna vez como que eras el único cristiano en todo el planeta que tenía luchas? ¿Y que todos los demás parecían tener su vida espiritual en orden? Bueno, a Satanás le gusta que pensemos así porque eso nos aísla y nos hace temerosos para pedir ayuda.

Leer Más

Imprimir

Seguinos

La Puerta Abierta en las Redes Sociales.