Oramos x los Niños

Oramos por los niños
que comen caramelos antes del almuerzo,
que agujerean su cuaderno de matemáticas,
que nunca encuentran sus zapatos.

Y oramos por los que...
miran fijo al fotógrafo detrás del alambre de púas,
no pueden caminar por las calles con zapatillas nuevas,
nunca jugaron juegos infantiles,
nacieron en lugares a los cuales a nosotros nos cuesta ir,
nunca nadie los llevó al circo,
viven en un mundo "prohibido para mayores".

Oramos por los niños
que nos dan besos pegajosos y nos traen ramos de flores silvestres,
que nos dan un abrazo de apuro,
que no quieren terminar sus verduras.

Y oramos por los que...
nunca tienen postre para comer,
ni tienen un osito para llevar a la cama,
ven a sus padres mirarlos morir,
los que no encuentran pan ni para robar,
que no tienen habitaciones para ordenar,
y cuyas fotos no están en ninguna mesa de luz,
y tienen miedo a monstruos que existen en la vida real.

Oramos por los niños
que se gastan su ahorros en dos días,
y los que tienen sus ataques de capricho en la vereda,
que esperan su cuento antes de dormir,
y tiran su ropa sucia debajo de la cama,
que esperan la visita del "ratoncito Pérez",
y a los que no les gusta que les den besos en público,
que nunca se quedan quietos en el culto y gritan por teléfono,
cuyas lágrimas a veces nos hacen sonreír y cuyas sonrisas nos hacen lagrimear.

Y oramos por los que...
tienen pesadillas despiertos y de día,
comen cualquier cosa,
nunca fueron a un dentista,
nadie malcría,
se van a la cama con hambre y lloran hasta dormirse,
no tienen identidad.

Oramos por los niños
que quieren que los llevemos a "upa",
y los que no tienen quien los alce,
que nunca se rinden

y los que nunca obtienen una segunda oportunidad.

Oramos por todos los niños que
tapamos de caricias y los que se agarran de
cualquier mano que cariñosamente se les acerca.

Señor, te pedimos por favor que acerques tu mano a cada niño

 para que ninguno se quede fuera,

y ayúdanos a ver cómo podemos acercarnos

más y mejor a  cada niño y cada niña.

Señor, oramos por cada niña y cada niño,

porque todos son preciosos a tus ojos. AMÉN.

Ina Hughes - Tr. Roberto Jordan       (Red de liturgia del CLAI. www.selah.com.ar/red)

Seguinos

La Puerta Abierta en las Redes Sociales.