Amigo del creador del universo

Este es mi mandamiento: Que os améis unos a otros, como yo os he amado.
Nadie tiene mayor amor que este, que uno ponga su vida por sus amigos.
Vosotros sois mis amigos, si hacéis lo que yo os mando. Ya no os llamaré siervos, porque el siervo no sabe lo que hace su señor,- pero os he llamado amigos, porque todas las cosas que oí de mi Padre, os las he dado a conocer.
No me elegisteis vosotros a mí sino que yo os elegí a vosotros, y os he puesto para que vayáis y llevéis fruto y vuestro fruto permanezca; para que todo lo que pidiereis al Padre en mi nombre, él os lo dé. Esto os mando: Que os améis unos a otros.
Juan 15:12-17


Generalmente, el mundo es un lugar hostil. Fácilmente nos podemos sentir no queridos, como que no le importamos a nadie. Pero hay alguien, alguien muy importante que nos ama. él sabe bien lo que a ti te interesa. El estará a tu lado en tus peores momentos; hasta sacrificó su vida para suplir tus necesidades. Por supuesto, estamos hablando de Jesús.

En Cristo tienes el mejor amigo que jamás pudieras tener. Puede que la gente te abandone en momentos conflictivos, pero Jesús te invita a acercarte a él. él te dice en confianza: "Todas las cosas que oí de mi Padre, os las he dado a conocer" (Juan 15:15). También dice: "Pero cuando venga el Espíritu de verdad, él os guiará a toda la verdad.... Todo lo que tiene el Padre es mío; por eso dije que tomará de lo mío y os lo hará saber" (Juan 16:13,15). Jesús se entrega a nosotros... lo conocemos... él nos invita a acercarnos a él ... él es un amigo más cercano que un hermano, aquel que está a nuestro lado en todos los momentos difíciles.

En una ocasión, me invitaron (Dave) a hablar en la India. Me gusta ir a la India, pero al llegar me enfermé y ni siquiera pude caminar y me tuvieron que llevar al hospital. En ese momento necesitaba, verdaderamente, un amigo. Me había intoxicado con la comida y la infección era tan grande que tenía una fiebre de 40 grados. Estaba tan deshidratado que me tenían que dar seis botellas de líquido por vía intravenosa. Estuve tres días en el hospital, pudiendo tomar agua en pequeñas cantidades. Estaba sufriendo y solo. En momentos como esos uno aprecia la visita de algún amigo. Larry Beckner viajaba conmigo y se pasó una noche en el hospital a mi lado. Su presencia y sus oraciones me ministraron verdaderamente.

Así como la presencia de Larry fue tan significativa, sentí también otra presencia que fue aun más consoladora. Clamé a Dios y le dije cómo me sentía. Estaba débil, cansado, del otro lado del mundo y no podía encontrarme más lejos de mi esposa y mis hijos. Estaba solo. Las lágrimas comenzaron a asomarse a mis ojos, no debido al sufrimiento o la soledad sino porque sentí paz. La presencia de Dios estaba ahí mismo, en esa sala de hospital. Jesús me estaba consolando. Había estado allí todo el tiempo. él está siempre conmigo y contigo. Jesús es el mejor amigo. él se sacrificó a sí mismo en la cruz para suplir nuestra mayor necesidad: "En esto hemos conocido el amor, en que él puso su vida por nosotros (1 Juan 3:16).

él es tu amigo porque él escogió ser tu amigo. él te escogió a ti.

¿Alguna vez quisiste que una persona determinada en tu vida fuese tu amiga?

Quizás pensaste voy a hacer todo lo posible para que fulano sea mi amigo y te desilusionaste porque tenía su propia agenda y no compartía tu mismo sentir. Toma en cuenta lo que ya tienes. Estamos hablando del Dios del universo, esa es la relación más importante y significativa que jamás podrás tener en tu vida. ¡Y él te eligió a ti! ¡él es tu amigo para siempre!

Seguinos

La Puerta Abierta en las Redes Sociales.