50.000 oraciones contestadas

George Muller, es conocido por haberle dado cuidado a huérfanos en Bristol, Inglaterra, en el siglo 19; haciendo un estimado Dios le contesto mas de 50.000 oraciones. ¡En su diario él escribió, " Dios nunca me ha fallado! Por casi 70 años cada necesidad en conexión con este trabajo había sido suplida, contestada. Todo porque creo en la oración."

Una vez se encontraba cruzando el Atlántico pues se dirigía a una conferencia en Canadá, la densa niebla era totalmente cegadora. Era difícil conducir un barco en tanta niebla, podría chocar con otra nave.

Muller se arrodillo al lado del Capitán y oro, pidiéndole a Dios que la niebla desapareciera. Cuando fueron a cubierta el Capitán se veía asombrado, se quedo sin habla. La niebla se había desaparecido completamente, y Muller pudo llegar a Canadá sin contra tiempos.

La Oración de Fe era lo que Muller practicaba. Algunas de sus oraciones no habían sido contestadas tan rápido, pero fueron contestadas todas. El oro por 50 años por dos hombres, hijos de un amigo para que se convirtieran a Dios. Un poco después de su muerte, ambos hombres aceptaron a Jesús como su salvador y Dios. Uno de ellos se convirtió en el funeral de Muller. Muller decía que cuando Dios lo inquietaba a orar por lo que fuera el no se daba por vencido hasta que la oración fuera contestada.

La oración del justo es poderosa y efectiva. Como nos dice en Santiago 5:16, " La oración eficaz del justo puede mucho". El Pastor Dutch Sheets comenta: No creas que sale suficiente poder con una simple y casual oración. No llega. Tienes que dejar que el poder de Dios fluya dentro de ti en manera consistente. De esa manera pones la Fe en marcha, una Fe que obra milagros.

Seguinos

La Puerta Abierta en las Redes Sociales.