Llevado al desierto

"Entonces Jesús fue llevado por el Espíritu al desierto, para ser tentado por el diablo". Mateo 4:1

Pensamiento: ¿Será acaso que has leído bien?, o ¿será un espejismo ilusorio?. No, has leído bien y eso es lo que dice la Palabra del Señor, que El Espíriru Santo llevó a Jesucristo al desierto, donde se fortaleció espiritualmente con  ayuno y oración durante 40 días y noches, para luego ser tentado por el  diablo; cuando uno lee Santiago 1:12 "Bienaventurado el varón que soporta la tentación; porque cuando haya resistido la prueba, recibirá la corona de vida, que Dios ha prometido a los que le aman", se da cuenta que era necesario que El Espíritu Santo guiará a Cristo al desierto al ayuno y a la oración prolongada, en el lugar solitario para ser tentado por el diablo, para finalmente recibir la corona de victoria que El Padre les da a las personas que vencen la tentación.

Ten por seguro que cuando andes por el Espíritu, El te guiará al lugar desolado para fortalecerte y entonces  serás tentado por el Diablo, pero si estás lleno del Señor también serás declarado vencedor.

Oración: Gracias Señor por que El Espíritu Santo soberano y guía fiel es, gracias porque Él se mueve poderosamente para hacernos más que vencedores, en Cristo Jesús Gracias Padre, amén y amén.

Que Dios te bendiga.

Seguinos

La Puerta Abierta en las Redes Sociales.