El Mentiroso

Si conoces a alguien mentiroso ése es el adicto a alguna cosa.
La mentira acompaña constantemente al que está atado a algún elemento que lo satisfaga.
Comienza como algo que cree que puede abandonar en cualquier momento, pero no lo logra tan fácilmente como lo pensó.
...La mentira a él mismo, la creencia que podrá mentir a su entorno, y hasta creer que le podrá mentir a Dios es la manera de manejar su estado. Es el rollo que elaboró de manera automática en su mente y desde allí recibe las órdenes para su andar desordenado. El mentiroso, o pecador, o adicto, o el débil, o cómo designemos al individuo, es alguien que cree que es débil algunas veces, aunque se muestra fuerte y al mismo tiempo puede que se defina como alguien que no puede dejar de mentir, (dejar de consumir lo que lo ata), esta situación lo lleva a las mas macabras, oscuras, retorcidas y desagradables situaciones de su vida emocional, relacional y por supuesto espiritual. Esgrimiendo siempre uno o varios justificativos que pretende sean lo que avalen y justifiquen “sus andanzas”.

La mentira surge de una vida que está muy relacionada con quien Dios llama “el padre de la mentira”, el enemigo de Dios, y el enemigo del hombre de Dios. El diablo.Jn. 8:44
Puede un hijo de Dios mentir.? Puede alguien que dice ser creyente en Dios mentir.? Puede un cristiano ser adicto a alguna sustancia o situación.? Puede ser dependiente emocional.? Puede ser un adicto sexual, o a la comida.?
Claro que si, un cristiano tiene muchas facetas en su vida y todas ellas deben reflejar a Cristo, podemos decir que es un poliedro, y que cada una de sus caras deberían ser un espejo donde Dios pueda reflejar su Luz.

En el camino hacia la madurez, los cristianos deben trabajar sobre todas las caras de su vida, aunque en lo cotidiano o lo regular, notamos que solamente algunas de esas caras reflejan a Cristo, mientras que las otras solo tienen la sombra del cuerpo-poliedro, ya que como elemento geométrico debería estar en movimiento constante para que siempre la luz refleje sobre sus caras.

El cristiano que miente-adicto-débil, el que siempre justifica sus errores-pecados-caídas, es ese tipo de personas que viven una doble vida, si no mas que dos, son quienes “aparentan” ser lo que predican, o bien tienen una figura religiosa, asisten a los Servicios religiosos, llevan su Biblia bajo el brazo, pero no está a la vista “la parte de atrás” del cuerpo.

El mentiroso tiene un camino de huída siempre, no puede estacionarse, no es capaz, ni puede blanquear su situación fácilmente, debe estar en contínuo movimiento para que no se le vea la parte oscura de su realidad. Como si la Tierra no girara y siempre le diera el sol en el mismo hemisferio.
Mentirá mas y mas, y mas y mas, porque con una mentira deberá cubrir la otra, y la nueva que justificará la anterior.
La vida de un adicto es un laberinto, la vida de un mentiroso difícilmente sea recta, plena, serena, iluminada.

Podrá el mentiroso dejar de serlo.?
Claro que si. Pero qué pasa que no lo logra..? qué debe hacer..? qué fue que hizo que no puede desatarse de esta ligadura diabólica..? es el diablo el responsable de este estado de adicción..?

El cristiano que continúa atado a adicciones, mentiras y muchas mas características de un hijo del diablo que de un hijo de Dios, deberá revisar profundamente su vida, ver si en el pasado hizo un pacto con las tinieblas.
Deberá recordar con quiénes se ligó emocional-sexual y espiritualmente, pudiendo haber recibido una transferencia espiritual.
Deberá rechazar, cortar y renunciar a toda influencia satánica, deberá reconocerlas, nombrarlas y en el nombre de Jesús echarlas fuera de sí, tánto sea por el control absoluto que tengan éstas sobre él o por la opresión que éstas ejerzan sobre la vida moral del individuo.
Puede que el interesado desarrolle este ejercicio, y que no obtenga la libertad deseada. Puede que esto sea así.? Podrá ser que no vislumbre que sus ataduras caen..?
Claro que si.

Cuál es la causa.?
La razón es que el cristiano deberá vivir absolutamente pegado-fundido-apoyado-dependi ente-conectado de y a Dios. Llevando una vida que honre a Dios, y que dé dignidad a él mismo. Sin estas condiciones, por mas que haga todo lo anterior y mas, difícilmente logre libertad total en su vida.
Nada podrá devolver la dignidad que se le permitió al diablo robar, sino la absoluta entrega de TODO el ser a DIOS, el único y Verdadero Dios.

Como se dijo tántas veces, el adicto es su propio dios, y lo que consume son los ídolos que adornan su templo y a quiénes les otorga poder, les da honra y los alimenta con los pecados de cada día.
El cristiano que no logra la plenitud de vida que Jesús ofrece, Juan 7:38 , los ríos de agua de vida que Jesús muestra como imagen maravillosa de lo que puede ser un cristiano en absoluta sumisión al Señor, es porque aún sigue manejando áreas de su vida. áreas ocultas, miente a Dios, o negocia con él, o cree que puede manejar su vida a su estilo.
El cristiano carnal, el que vive una doble vida, no piense que podrá establecerse espiritualmente y estabilizarse en su vida relacional. Toda su existencia será de caída en caída, con la ilusoria promesa de “no hacerlo mas”, o que “empezará el lunes” una nueva y profunda relación con Dios, con la Palabra y con la oración.
En el transcurso del tiempo vemos que las promesas quedan sin cumplir y que el Señor advirtió que es mejor no hacerlas antes de no cumplirlas.
Las promesas a Dios son malas.? No conviene hacerlas.? No dan resultado.?
Lo que vale es una vida ENTREGADA al Señor. Y una vida ZAMBULLIDA “en Cristo”, esto es: el que quiere venir en pos de mi, NIéGUESE A Sí MISMO, TOME SU CRUZ CADA DíA Y SíGAME. Luc. 9: 23 . tan sencillo y claro es el mensaje. Tan difícil y complejo de practicar. Pero Dios promete que él nos dio/da/dará siempre las herramientas para que lo logremos. Porque además, él preparó “buenas obras” para que andemos “en ellas”. Ef. 2: 10
 
EL EGOISMO ES LA PLATAFORMA DE TODO PECADO.
EL DESEO DE INDEPENDIZARSE DE DIOS ES EL TRAMPOLíN PARA SALTAR AL ABISMO.
LA AUTOSUFICIENCIA ES DEJAR DE LADO LA NECESIDAD REAL DE DIOS.
LA MENTIRA ES LA ESTúPIDA ESTRATEGIA DE TODO ADICTO.
CREER QUE SE PUEDE VIVIR CON ENGAñOS Y PECADOS OCULTOS ES EL ARGUMENTO DE UNA HISTORIA QUE TERMINA MAL.

Seguinos

La Puerta Abierta en las Redes Sociales.